“La expulsión de lo distinto”.Byung-Chul Han.

“Dos bocanadas de silencio podrían contener más proximidad, más lenguaje que una hipercomunicación. El silencio es lenguaje, mientras que el ruido de la comunicación no lo es”.

Publicado en 2016, ha sido realmente difícil elegir tan solo una cita de este ensayo. Descrubrí a Byung-Chun Hal gracias a las páginas de filosofía que sigo y que comentaban las obras de este autor. Poco a poco, fui leyendo entrevistas y decidí comprarme dos libros suyos. Este es el primero que he leído y que es un bofetón para que la sociedad reaccione.

La sociedad digitalizada en la que estamos viviendo, más que acercarnos nos aleja (la lejanía de la proximidad) y nos convierte en seres narcisistas, buscando “me gusta” y sin escuchar realmente al otro. Nos hemos escurrido hacia nosotros mismos, dejando una sociedad que que aunque, aparentemente es libre, vivimos bajo el yugo de los algoritmos de unas máquinas que nos dicen qué pensar, qué comprar y a quien seguir.

En este ensayo queda patente que la sociedad busca lo igual, lo que no resalte porque es más fácil controlarla. Lo distinto queda expulsado para que no de problemas, pero cuando analizas un poco, se entiende que somos nosotros mismos los que hemos aprendido a expulsar lo diferente en pos del consumo y la productividad.

Evidentemente, él lo explica mucho mejor que yo.

Por cierto, el libro hace referencia a la película “Anomalisa” . Si tienes oportunidad no te la pierdas, porque refleja muy bien lo que el autor quiere decir.

“El color de la magia”. Terry Pratchett.

“Todo el mundo tiene dioses. Lo que pasa es que no creéis que sean dioses.”

Publicada en 1983, esta novela abre la saga de los magos.
Una de las muchas sagas de las que está compuesta el Mundodisco (dejo la guía de lectura por si te animas a completarla). Mi idea es ir alternando libros de Terry Pratchett con otros que vaya leyendo para ver si puedo leer toooooooodos(no sé yo…)

En fin, retomando la novela, que resulta que ya había leído y no me di cuenta hasta que llevaba unas sesenta páginas, es la primera publicada de la saga del Mundodisco y se divide en “libros”.

La trama nos presenta a dos flores, un turista, de hecho, el primer turista , del Mundodisco que llega a Ankh-Morpork y con su fiel equipaje (que tiene patitas y un poco de genio). su lugar de origen es el Continente Contrapeso, todo lo opuesto a la ciudad que visita ya que allí el oro y la riqueza se extiende por doquier.

Nuestro amigo Dosflores es un hombre curioso y ávido de aventuras, hombre optimista y bastante ingenuo, que tiene la suerte de encontrarse con Rincewind. Este es un mago fracasado que fue expulsado de la Universidad de Magia por algo que descubrirás a medida que avances y que se presta voluntario (más bien se lo ordena el Gobernador) de hacer de guía de la cuidad del intrépido turista.

El contraste entre ambos protagonistas es uno de los puntos fuertes de la novela. Los personajes que aparecen en ella son diversos y algunos muy divertidos, como el Bárbaro. Los diálogos presentan la ironía y el humor ácido de este autor que a mí me entretiene mucho.

“Al faro”. Virginia Woolf.

“De momentos como este -pensó- se alimentan las cosas que permanecen para siempre.”

Publicada en 1927, es la quinta novela de esta autora, que como sabéis es mi favorita. Tenía muchas ganas de leerme este libro y me ha gustado mucho.

El argumento es sencillo, simplemente el paso del tiempo en una familia. La novela se divide en tres partes: “la ventana”, “el tiempo pasa” y “el faro”, en las que somos testigos del paso del tiempo en una familia, los Ramsey y sus invitados en su casa de verano.

La primera parte se narra en un día, en el que pasan pequeñas cosas cotidianas y que sirve de presentación de los personajes. La autora perfila la personalidad a través de los pensamientos de cada uno de ellos. La mayor parte de la trama, que tendrá su importancia más adelante en la novela, es la ilusión que tiene el pequeño James por ir al faro al día siguiente. Mientras que la madre no quiere quitarle la ilusión, el padre, autoritario, le asegura que no podrá ir por el tiempo.

Se cierra esta primera parte con una cena, en el que la señora Ramsey se esfuerza porque sea perfecta, el señor Ramsey intenta que se valoren sus trabajos y el broche perdido de dos de los comensales, que la señora Ramsey ha emparejado.

En “el tiempo pasa”, nos encontramos con la parte más corta, y nos habla del paso del tiempo y de la muerte que ha sobrevenido a la familia. La señora Ramsey y dos de sus hijos han fallecido y es Nancy, encargada de la casa, nos trae los recuerdos y la comparación entre una casa viva con sus objetos palpitantes, y una casa con eco de muerte.

Por último, “el faro” es la consecuencia de ese pasado del tiempo. Si en la primera parte, James deseaba ir al faro con todas sus fuerzas, en esta parte, es el padre quien le obliga a él y a su hermana, a visitarlo. En esta ocasión, el padre desea una redención y James, por el contrario está lleno de odio hacia él.

La novela es totalmente del estilo de Virginia Woolf, es decir, frases que hipnotizan, párrafos que haya que leer varias veces para saber de qué personaje son esos pensamientos, descripciones preciosas que te hacen viajar a ese mismo instante, y frases que apuñalan el corazón, como la que abre esta entrada.

Soy consciente que no es un libro para todos los públicos, de hechos, una amiga no puede con esta escritora y lo entiendo. Pero para los que disfrutamos de sus novelas, es un lujo de libro. Quizás puedo decir que me ha enamorado más que “las olas”.

Y tú, ¿has leído esta novela?.

“Trilogía de Nueva York”. Paul Auster.

“Si puedo darle las palabras que necesita tener, será una gran victoria”.

Publicada entre 1985 y 1987, es una trilogía compuesta por “Ciudad de cristal”, “Fantasma” y “La habitación cerrada”. Se pueden leer por separado, pero si disfrutas de todos los relatos seguidos, el argumento queda cerrado. De hecho, para el club del libro, el único que se propuso fue el primero, sin embargo, decidí leer toda la trilogía y fue un acierto.

El primero de ellos, “Ciudad del cristal”, nos presenta, sin contextualizar ni temporalmente ni explicar mucho del pasado de Quinn, el protagonista. Un escritor de novela policíaca, que recibe una llamada en la que le confunden con un detective llamado Paul Auster. Después de dudar acepta el trabajo y se involucra en una trama en la que deberá vigilar a un señor llamado Stillman, ya que su nuera cree que va a acabar con la vida de su hijo.

En “Fantasmas”, los nombres de los personajes son colores, en este caso es el escritor Blanco el que contrata a un detective llamado Azul, para que vigile a otra, Negro y que puntualmente le envíe un informe sobre lo que hace a diario Negro.

En “La habitación cerrada”, a un escritor del que desconocemos su nombre , recibe una llamada de la mujer de un antiguo amigo, que ha desaparecido. Esta mujer le explica que su marido le pidió que si algún día él desaparecía, debería buscar a su amigo de la infancia para que clasificara y publicara su trabajo. Entonces se obsesiona con encontrar alguna pista en los escritos y descubrir qué le ha pasado en realidad.

Como se puede observar, hay un tema recurrente en las historias y es la identidad y la búsqueda de la misma. En las tres, el lenguaje cobra vital importancia y entre estos análisis presenta una trama que te atrapa y engancha hasta el final.

Es muy interesante y se lee de forma sencilla por lo que es una novela muy recomendable y sí, lee los tres.

“Orlando”. Virginia Woolf.

“… el yo consciente, que es el superior, y tiene el poder de desear, quiere ser un yo único. Éste es el que llaman algunos el verdadero yo y es (aseguran) la aglomeración de todos los yo que están y pueden estar en nosotros; dirigidos y acuartelados por el yo Capitán, el yo Llave, que los amalgama y controla”.

Publicada en 1928, Virginia Woolf realiza una biografía, en tono irónico, de Orlando, un cabellera o de la corte isabelina inglesa cuyo sueño es lograr escribir una obra, un poema que remueva los corazones y le lance a la fama.

La vida de Orlando es longeva (una de las obsesiones de Virginia Woolf era el tiempo) aunque solo es capaz de envejecer hasta los 36 años aunque vive cinco siglos distintos. La autora es capaz de describir cada época con sus cambios, tanto físicos como a nivel social.

lo más característico de esta novela, es que un día sin que medí nada más, Orlando se despierta siendo mujer. Así, de la noche a la mañana, conviven los dos géneros enOrlando, demostrando que en realidad eso no importa tanto, que al final es un yo conformado por sus experiencias, su pasado y el futuro que vendrá.

Virginia Woolf es una escritora que me apasiona, no solo por sus historias sino por su estilo. Y si tenemos en cuenta que la traducción es del genial Jorge Luis Borges, no le podemos pedir nada más.

Eso sí, es densa, como todas las obras de esta autora. Demanda una lectura pausada y concentrada, ya que en ocasiones he tenido que leer varias veces la misma página.

“En picado”. Nick Hornby.

“No estoy diciendo que la gente que siente deseos de suicidarse no está tan lejos de la gente que consigue ir tirando; estoy diciendo que la gente que consigue ir tirando no está tan lejos de sentir deseos de suicidarse”.

Publicada en 2006, esta novela presenta el suicidio como tema principal de la trama, a través de cuatro desconocidos que se encuentran por casualidad en Toppers’ House, un sitio londinenses frecuentado por quienes deciden acabar con su vida, lanzándose al vacío.

Estas cuatro personas son muy dispares entre sí: Martin, un presentador que acaba de salir de la cárcel por acostarse con una chica de 15 años y cuya carrera se ha acabado, irónico y egocéntrico. Maureen, una madre volcada en los cuidados de su hijo severamente discapacitado, soltera y muy religiosa. Jess, hija de un ministro laborista, que intenta huir de su familia a través de una vida descarriada entre alcohol y drogas. Y por último, JJ, un músico americano que ha perdido a su grupo y a su novia, y el sentido de su vida.

La historia va alternando entre los puntos de vista de cada personaje, algo que al principio me costó porque me frenaba en la historia, pero como el autor sabe dar el toque característico a cada personaje, en seguida te haces con cada uno y eres capaz de definir la personalidad de cada uno de ellos.

Lo más interesante del libro, es cómo presenta el tema del suicidio. Cuando los personajes se conocen deciden no tirarse de la azotea puestos que necesitan una intimidad que ha sido invadida, pero descubren que quizás se puedan ayudar los unos a los otros (aunque no se soporten mucho) porque son con los que pueden hablar francamente de sus sentimientos acerca de la vida y de la muerte.

La historia engancha y los personajes con sus emociones e inquietudes acaban formando parte de ti. Cada uno presenta una historia que puede parecer más o menos intensa, pero que en definitiva es abrumadora para cada uno de ellos.

Con una acidez e ironía magistrales, Nick Hornby logra una novela muy recomendable, entretenida, de esas que dejan cierto saborcillo cuando llegas al final de sus páginas.

Teléfono de la esperanza: 717 003 717.

“La belleza del objeto cotidiano”. Soetsu Yanagi.

“La belleza no conoce fronteras.La belleza es el punto en que dos corazones se encuentran. El lugar en el que la felicidad humana se mezcla y en el que puedes escuchar voces que hablan en tono amistoso”.

Este libro recoge los ensayos de este pensador y crítico japonés, publicados entre 1960 y que pone de manifiesto el valor y la belleza de los objetos cotidianos artesanales , que han sido devaluados (y lo siguen siendo).

A través de sus páginas recorremos las famosas artesanías de varias culturas japonesas, sus patrones y la forma de realizarlas para que se vean tan hermosas.

El libro se tiene que leer despacio, disfrutando cada idea acerca de la belleza que tiene cada objeto artesano, el esfuerzo dedicado a cada pieza y cómo la industrialización está acabando con técnicas milenarias.

Evidentemente, nos hace recapacitar acerca de cómo este proceso está llevándose a cabo en todos los lugares del mundo. Mientras que los coleccionistas valoran más las firmas que los objetos en sí y nuestro consumo es cada vez más abundante con materiales efímeros, no nos damos cuenta de cómo la artesanía sigue agonizando.

Si algo se aprende de este libro, es a valorar cada objeto y en especial, aquellos realizados por las manos de un artesano anónimo.

“Una cuestión personal”. Kenzaburō Ōe.

En la vida siempre me acechan estos peligros latentes, a la espera de que tropiece y me caiga…En esta trampa no puedo desmayarme, ni morir en forma violenta; sólo puedo mirar fijamente, aturdido hacia la empalizada de la trampa por siempre.”

Publicada en 1964, no hace ni cinco minutos que cerré la última página, así que aún tengo el reflejo de su historia en mis ojos y en mi cabeza. Es una novela dura, durísima y acabo de descubrir que posee tintes autobiográficos del propio escritor.

Pero vamos por partes, la novela es un descenso a los infiernos de Bird, un profesor que está a punto de ser padre, aunque él lo que en realidad desea es conocer África, explorar ese continente y perderse entre sus carreteras.

El autor nos describe a un personaje que ha caído en la autodestrucción en otras ocasiones. Atrapado en un matrimonio, en un trabajo y en cuestión de horas, en el rol de padre. Todo empeora cuando recibe la noticia de que su hijo ha nacido con una anomalía. El propio doctor describe al recién nacido como una “cosa”.

El bebé ha nacido con una hernia cerebral, que le da aspecto de tener dos cabezas. Las expectativas de vida no so muy positivas y Bird tiene que decidir si desea que su bebé sea operado o si desea dejarlo morir. Si decide la primera opción, el médico le informa que seguramente el pequeño lleve una “vida vegetal”.

Pedirá auxilio a una amiga que vive recluida en su propio mundo, aislada de día y sexualmente activa por la noche, con una gran capacidad de reflexión y empatía. No dejará a Bird solo, aunque eso signifique arrastrarse a los infiernos con él.

Violencia, sexo explícito, ira, miedo, desesperación… el libro es capaz de condensar tantas emociones que abofetean al lector a cada página. No es un libro fácil, de hecho , era mi segundo intento de lectura y esta vez me lo he acabado en dos días.

El propio autor vomita en el libro sus propios miedos cuando su hijo nació con una hidrocefalia. Los doctores ofrecieron la opción de operar o dejar morir al bebé.

El propio autor no deseaba que los médicos operasen a su hijo, mientras que su mujer sí quería que el pequeño sobreviviera. Fue un viaje a Hiroshima lo que hizo que el autor cambiara de idea. Ver cómo la gente era capaz de salir adelante bajo las peores adversidades le dio fuerzas para hacer frente a sus situación y luchar por su hijo.

El pequeño sobrevivió a la operación y fue diagnosticado de autismo. Hikari Ōe en la actualidad es un compositor, cuya música estoy escuchando ahora mismo y es una genialidad.

“Candela”. Juan del Val.

“Hay personas que dañan todo lo que tocan, como un virus, que contamina y destruye los cuerpos en los que entra”.

Publicado en 2019, fue Premio Primavera de Novela 2019, es el primer libro que leo de este autor.

El argumento nos presenta a Candela, una mujer de cuarenta y pocos años que trabaja en un bar, junto a su madre, su abuela, un aspirante a estrella de la tele y la madre de este joven.

El bar es el “Cancerbero”y en él se reúnen los típicos parroquianos del barrio, que llevan sus historias a cuestas y que poco a poco , van dándose a conocer.

Candela es una mujer solitaria, que vive con su perra Chelo. su vida se nos va desvelando lentamente y este pasado es el que le sacude fuerte cuando una desgracia ocurre en su vida.

El libro empieza bien, pero para mí empieza a desinflarse. El autor se quiere meter en temas muy dispares e impactantes, pero lo hace de forma muy superficial (¿por que se recrea tanto en las las escenas de sexo y no en hechos importantes para la trama?). Los personajes son planos y estereotipados, mucho… quizás demasiado.

El estilo es fácil de leer y muy simplón. La trama es costumbrista y está narrado en primera persona y aunque describen a la protagonista como una mujer con “ácido sentido del humor”, no lo refleja bien en la trama.

En un par de días lo puedes acabar y en menos tiempo se olvida.

“Descubriéndonos despiertos. Crecimos con trastornos del desarrollo” Monzusu.

“Es increíble lo tranquilo que te puedes quedar con que una sola persona te entienda”

Publicado en 2020, también es un tomo único que nos presenta nueve casos de personas con trastornos de desarrollo. Son casos reales, que nos hablan de cómo la incomprensión y el desconocimientos de estos trastornos hacen que muchos niños y adultos sufran junto a sus familias.

La propia autora tiene TDAH y su hijo está “en la zona gris de los trastornos de desarrollo”, por lo que ha publicado este manga para que aquellos que están viviendo una situación similar, puedan sentirse comprendidos y saber qué poder hacer.

El poder saber qué es lo que les ocurre y así elaborar estrategias que les ayuden en su día a día es esencial.

El manga me llamó la atención, lo primero porque está contado en primera persona a través de la experiencia de cada uno, y lo segundo porque quería conocer el punto de vista japonés acerca de estos trastornos.

Como profesional que trabaja con peques que presentan dificultades me ha gustado mucho y recomiendo su lectura.